Diego Baquedano - Testimonials - CRCC Asia

Diego Baquedano

Después de los 2 mejores meses y medio de mi vida, me siento en el sofá de mi casa, y me pongo a hacer una reflexión de todo lo que me ha aportado esta increíble experiencia.

Empecé el viaje con mucha incertidumbre y algo de miedo: me iba a la otra punta del mundo, yo solo, mi nivel de inglés no era el mejor, era mi primera experiencia laboral, iba a ser mucho tiempo…

A la llegada al aeropuerto de Beijing después de 15 horas de viaje (que tampoco es tan duro como me esperaba, 6 películas y una siesta nos separan de China) descubrí que tampoco estaba tan solo, nada más aterrizar conocí a otros “interns” y a parte del staff de CRCC Asia, que siempre ha estado muy encima de nosotros.

El siguiente paso era que no sabía si mi nivel de inglés iba a ser suficiente para poder trabajar en una empresa, y sí que es cierto que los primeros días fueron un poco difíciles, pero al cabo de la primera semana y media cada vez me veía más suelto con el idioma, y esto es otra de las tantas cosas buenas que me llevo de este viaje.

Al ser mi primera experiencia laboral fui como una esponja, y trataba de aprender y observar todo lo que hacía la gente de mi empresa para poder desempeñar lo que me mandaba nuestra supervisora de la mejor manera posible. Si bien es cierto que fue muy fácil porque tuve la suerte de que todo el personal de la empresa fue excepcional conmigo y me hicieron sentir como en casa desde el primer día, siempre ofreciéndome su ayuda en todo lo que necesitaba.

No todo iba a ser a trabajo y miedos, en la jornada de orientación organizada por CRCC Asia conocí a un grupo de españoles que también estaban haciendo el programa, y he de decir que esto fue una de las mejores cosas que me pudo pasar. Uno de mis objetivos del viaje era mejorar mi inglés, y para ello me pasaba las 8 horas perfeccionándolo en la oficina. Al salir del trabajo ya no quería más inglés, así somos los españoles, me crucé el mundo para conocer otra cultura y al final lo que nos gusta es lo que tenemos aquí, y es que esas tardes y esas noches con ellos son de estas cosas que serán difíciles de olvidar. Aún así conocí muchísima más gente de todo el mundo que también ayudaron mucho a convertir este viaje en algo tan especial para mí.

Cuando me fui pensaba que iba a ser mucho tiempo y que se me iba a hacer muy largo, pero no os podéis imaginar lo equivocado que estaba, cuando me quise dar cuenta ya me estaba despidiendo de mis compañeros.

INVEST IN YOUR FUTURE
and gain an international internship in one of the most vibrant cities in the world....

Apply Now